Guillermo del Toro y el mundo de la animación

A Guillermo del Toro se le conoce por sus películas como La forma del agua, El laberinto del Fauno, Hellboy, La Cumbre Escarlata, entre otras, donde se nota su característico estilo y afinidad por los prostéticos. Cosa increíble, bonita y bien hecha. Pero fuera de que ha sido director o productor de diferentes obras bastante reconocidas, siempre se ha considerado un amante de la animación.


Por ahí del 2016 se estrenó en Netflix la serie animada “Trollhunters: Tales of Arcadia” creada por Guillermo y producida por DreamWorks Animation y Double Dare You. Historia que se basada en una novela escrita por él y Daniel Kraus. Esta serie cuenta con 3 temporadas y 1 película, que relatan cómo el mundo de los Trolls sigue presente en el mundo de los humanos sin que estos se den cuenta, también tiene magia y hechicería y como dato curioso también salen Merlin y Morgana.


Citando las palabras del querido Guillermo “La animación no es un género es cine” lo que nos lleva a su más reciente trabajo en stop-motion: Pinocho.


Existen distintas adaptaciones del cuento francés donde el niño de madera se convierte en un “niño real” pero debido a que Guillermo quería mostrar de manera artesanal como esta historia podría ser interpretada de una manera pictóricamente artística que mezcla lo estático del arte como la escultura o la pintura, pero con el ademán de darle movimiento y mostrar algo que se ha visto muchas veces de una manera completamente diferente.





Y para quitar las etiquetas de que “las películas animadas son solo para niños” el muestra un material completamente emotivo donde se expone como una marioneta busca convertirse en algo “real” ante los ojos de la sociedad en donde vive, ¿que es comportarse como un títere y que es comportarse como un humano?


Todo esto más la técnica…


“La técnica es muy sencilla de explicar y difícil de concebir. En un movimiento humano, hay varios factores, la gravedad, el peso, la personalidad del personaje. Se trata de darles alma a estos títeres. el ánima, por eso son procesos profundamente complejos.

Para mí es la forma más sublime de hacer cine porque estás pintando por completo una realidad que jamás existió.”


¿Tu ya estás listo para verla este diciembre?



gif






3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo